La filosofía

"Esta ciencia experimenta a menudo el desprecio, según el cual aun aquellos que no han tenido relación con ella, expresan la presunción de que entienden de golpe qué es eso de que trata la filosofía con sus problemas, y son capaces, tal como se presentan, con una cultura común, en particular repleta de sentimientos religiosos, filosofar y formular juicios sobre ella. Se admite que se deben haber estudiado las demás ciencias para conocerlas, y que sólo gracias a tal conocimiento se está autorizado para emitir un juicio sobre ellas. Se concede que para hacer un zapato es necesario haber aprendido y practicado el oficio, aunque cada uno posee en su pie la medida adecuada, y manos y en ellas la habilidad natural para la tarea exigida. Sólo para el filosofar mismo tal estudio, aprendizaje y esfuerzo no deben ser necesarios. Esta cómoda opinión ha recibido en los tiempo más recientes su confirmación a través de la doctrina del saber inmediato, es decir, saber mediante la intuición."—Fragmento de La lógica de la enciclopedia. 1930. Hegel.