Cuidado al citar

"Cuidado al citar. - Los autores jóvenes no saben que una buena expresión, un buen pensamiento, sólo queda bien entre sus iguales, que una cita excelente puede aniquilar páginas enteras, más aún, todo el libro, por cuanto previene al lector y parece gritarle: "Presta atención, yo soy la piedra preciosa y lo que hay a mi alrededor es plomo, pálido y miserable plomo". Cada palabra, cada pensamiento quiere vivir únicamente en la compañía que le corresponde: tal es la moral del estilo selecto."—Humano, demasiado humano, II 2/111, Friedrich Nietzsche